Alojamiento

Singularidad y Comodidad en un Entorno Histórico

La finca cuenta con un palacio que se remonta al siglo XIV. Fortaleza defensiva en una primera época, a lo largo del tiempo ha ido sufriendo modificaciones. La última se realizó hace 5 años con el fin de dotarle de todas las comodidades actuales cuidando los detalles para mantener toda su personalidad y autenticidad. La fachada principal refleja hoy el mismo carácter y espléndido colorido que lucía en el siglo XVII, cuando los más importantes palacios segovianos, como La Granja o Riofrío, decoraron sus paredes con influencias florentinas.


Las habitaciones tipo suite aseguran la máxima comodidad a nuestros huéspedes, con un servicio directamente dirigido por la familia y esmerándonos en la calidad de las comidas y vinos que ofrecemos.


El palacio de la finca está también perfectamente equipado para recibir y atender a aquellos grupos familiares o de empresas que quieran disfrutar de la autenticidad del campo en un entorno único y exclusivo en el que desarrollar sus reuniones.

Estancias

El palacio en su planta baja cuenta con un gran comedor con capacidad para 24 comensales. Así mismo, disponemos de un salón principal, una sala de billar y una biblioteca con chimenea que da a la terraza y al jardín con magníficas vistas a la sierra de Guadarrama.

Una Fortaleza del S. XIV

En la primera y segunda planta encontramos 10 habitaciones dobles tipo suite donde aseguramos la máxima comodidad a nuestros huéspedes, con un servicio directamente dirigido por la familia y esmerándonos en la calidad de las comidas y bebidas que ofrecemos.